robustiana.com

Jueves, 26 Noviembre 2015 19:50

¿Vale la pena instalar Windows 10 en mi antiguo ordenador?

Escrito por 

¿Vale la pena instalar Windows 10 en mi antiguo ordenador? Esta pregunta no puede ser respondida con un simple "sí o no". La respuesta a esta pregunta depende de algunos factores que vamos a analizar en este artículo. Hay que considerar aspectos como la antigüedad del ordenador, la disponibilidad de drivers, previa compatibilidad con Windows 8 entre otros puntos. 

Antes de continuar es importante aclarar que de primera entrada, los requisitos mínimos para instalar Windows 10 en cualquier ordenador son bajos. Según el sitio oficial de Microsoft, la PC debe tener por lo menos 1 GHz de capacidad de procesamiento; no se menciona la necesidad de un procesador doble núcleo. Adicionalmente, se recomienda que el sistema cuento con por lo menos 2 GB de memoria RAM en el caso de que se realice la instalación de la versión de 64 bit y de 1 GB en el caso de la versión de 32 bit. La resolución mínima requerida es de 800x600 pixeles por lo que es de esperar que muchas PC antiguas cumplan con este requerimiento. 

Además, es importante destacar que la tarjeta de video (sea integrada o independiente a la tarjeta madre) debe ser compatible con DirectX 9 o superior con compatibilidad con la arquitectura de controladores gráficos Windows Display Driver Model (WDDM). 

Antigüedad

Cómo ya se mencionó, el ordenador debe contar con un procesador que corra a al menos 1 Ghz y con 1 GB de memoria RAM. Estas caracerśiticas pueden ser encontradas fácilmente en ordenadores de 10 años atrás, sin embargo, esto no quiere decir que esté garantizado un comportamiento fluido del sistema operativo que permita un uso placentero. Algunas características, como bien se establece en la información oficial del sistema operativo, requieren de hasta 2 GB de memoria RAM adicional para su correcto funcionamiento. Esto no quiere decir que estas caracterśiticas especiales no puedan ser desactivadas para evitar consumo innecesario de recursos. 

Se realizaron alguna pruebas en un ordenador portátil marca Toshiba, modelo A215-SP5816 (de 2006) con un procesador doble núcleo AMD y 3 GB de RAM además de una tarjeta de video ATI Radeon X1200 (integrada) y los resultados fueron satisfactorios. Si bien fue necesario desinstalar algunas características que consumían recursos y afectaban un poco el desempeño,  la usabilidad siempre fue buena. Un promedio de consumo de memoria realizando tareas comunes como revisar el correo, navegar, Dropbox, Office, fue de 1.5-1.7 GB. Es decir, poco más del 50% de la RAM. No se notaron problemas de sobrecalentamiento. 

Drivers disponibles

Para estar seguro si tu tarjeta gráfica es compatible con los estándares mínimos de Windows 10 es importante que conozcas el modelo de la tarjeta. Con esa información, únicamente debes verificar en el sitio oficial de fabricante en las características de la tarjeta. Recuerda verificar que sea compatible con DirectX 9. Además, es muy posible que si la PC que deseas usar venía con Windows Vista o superior de fábrica la tarjeta sea compatible con WDDM. 

Si tienes algún dispositivo que necesites y que de antemano sepas que no es compatible con Windows 8 o 7, es altamente probable que tampoco lo sea con Windows 10. En el caso de la ATI Radeon Xpress X1200 si bien era compatible con DirectX 9, Windows 10 aún no la considera compatible con el sistema por lo que fue necesario instalar manualmente el controlador de Windows 7 disponible en el sitio web de Toshiba. Una vez instalado funcionó correctamente. 

Versión de Windows 10

Para ordenadores, existen dos versiones principales de Windows 10. La versión Home es más básica que la Pro por lo que si la PC cumple apenas con los requisitos mínimos es mejor que consideres la primera. Una vez instalado Windows, puedes quitar algunas características innecesarias como juegos y aplicaciones que únicamente consumen recursos y no usas. Por ejemplo, puedes usar CCleaner para eliminar algunos programas que vienen por defecto y que es poco probable que uses. En cualquiera de las versiones son necesarios 16GB de almacenamiento. Insisto en que si se trata de un ordenador de 10 años o menos es probable que fácilmente cumpla este requisito. 

Conclusión

A partir de la información recabada, se concluye que es probable que Windows 10 funcione correctamente en ordenadores con un máximo de 10 años de antigüedad (estamos llegando a casi el año 2016). No se recomienda instalar Windows 10 en ordenadores que incluían Windows XP de fábrica ya que es probable que uno o varios de sus componentes no sean compatibles con WIndows 10 (aunque en la teoría cumplan con los requerimientos mínimos para instalarlo).  Recuerda revisar aspectos más relevantes como la disponibilidad de drivers para por lo menos Windows Vista. y compatibilidad de la tarjeta de video. De acuerdo a las pruebas, un procesador con doble núcleo (lógicos) y 2 o 3 GB de RAM son suficientes para un uso normal incluyendo versiones recientes de programas comunes básicos.  

Visto 844 veces

Publicidad